• 6/02/2017

  • El negocio comienza con el pozo: entrevista a Lucas Di Luca

  • Nota: Walter Giannoni

    Gracias a su abuelo italiano, la familia está inmersa activamente en la actividad desde hace casi 70 años. La nueva generación le dio un impulso propio y conformó una empresa con grandes clientes.

    Cuando se trata de realizar proyectos inmobiliarios o de infraestructura, quienes realizan la demolición y remoción de suelos son los primeros en llegar y, también, los primeros en retirarse. La familia está metida en la actividad desde hace casi 70 años, cuando el abuelo italiano dio las primeras paladas en Córdoba. A Lucas Di Luca le toca seguir esa tradición junto con su padre y sus hermanos. “Es algo que está en la sangre”, dice.

    –Resulta llamativo ver a alguien tan joven metido en este rubro.

    –Soy uno más de la familia. A la actividad la inicia en 1951 mi nono, Marino Signorini. Él nació en la Toscana, Italia, y vino a Montecristo. Siempre fue muy emprendedor, tuvo campo, hacienda, carnicerías, hasta que un día desembarcó en la capital para trabajar con canteras. De hecho, el predio del actual Córdoba Shopping Center era una cantera de su propiedad.

    –El tano encendió la llama.–Desde 1951 hizo excavaciones. Fue conocido porque participó en grandes obras, por ejemplo, de la Dipas. Hasta que, un día, decidió no trabajar más con el Estado, hoy, a la distancia, mantenemos esa política. En 1992, mi abuelo, que ya estaba grande, lo llama a mi padre, Eduardo Di Luca, para que le diera una mano. Ahí comienza a aparecer la segunda generación.

    –Los Di Luca.

    –Pero, por distintas razones, los siguientes 10 años derivaron en momentos muy complicados que llevaron a tener que trabajar solo con maquinaria alquilada. Hasta 2007, cuando pudimos desarrollar un proceso de inversiones en equipos. Tenga en cuenta que comprar una sola máquina requiere de, por lo menos, 100 mil dólares más impuestos.

    –¿Pudieron mantener ese ritmo de inversión?

    –Sí, conseguimos tener una carpeta de clientes del sector privado, con obras significativas, lo que nos permitió asegurar el proceso. Todos los años estamos haciendo una inversión en una herramienta distinta. Eso no impide que, cuando estamos en proyectos que por volumen o distancia lo requieren, alquilemos equipos de terceros.

    –¿Cuál es tu rol en la empresa?

    –Esta es una firma familiar donde todas las decisiones se comparten con mi viejo y mis hermanos Marcos y Axel, con roles repartidos. A mí me toca ocuparme de lo comercial, necesitábamos darle un empuje con una visión más empresarial. En 2009, nos costaba mucho hablar de empresa en el seno familiar, nos quedaba grande la palabra. Fuimos hacia ese lugar. Hoy tenemos ocho maquinas propias, dos camiones, 35 colaboradores y llegamos a 20 millones de pesos de facturación.

    –¿Cuál es el impacto de la excavación en el costo de un desarrollo inmobiliario?

    –Del tres al ocho por ciento de la inversión total.

    –¿Ustedes son los primeros que entran y los primeros que cobran?

    –Sí (risas). Somos los primeros en entrar y los primeros en salir. Si el hormigonero después cobra, no lo sé (ríe).

    –Pobres vidrieros y pintores que llegan al final de todo…

    –En algunos casos, entramos ya en la demolición, excavaciones, compactación, obras viales, etcétera. Ofrecemos muchos servicios.

    –Imagino la responsabilidad de dar la palada inicial de un proyecto.

    –Los planos dan una dimensión de lo que va a ser la obra que tenemos que excavar. Luego, se apela a la experiencia de tantos años en la actividad. Tenemos ingenieros, hacemos topografía, evaluamos el proyecto desde todo punto de vista. También quiero decir que no hace falta ser un ingeniero o un arquitecto para dirigir una excavación, aquí son muchos años de conocimiento.

    –Desde su lugar como prestadores de este servicio ¿cómo son los suelos de Córdoba Capital?

    –Hay lugares donde tenemos suelos duros, con greda inclusive a 16 metros de profundidad. Y en sectores como La Cañada, Leopoldo Lugones o Cofico donde uno levanta un metro de tierra y aparecen arena y piedra. Incluso en cuatrocientos metros de distancia hay diferencias notables. Hemos trabajado en ciudades donde uno encuentra el mismo material en los cuatro puntos cardinales, acá no sucede eso.

    –¿Y a qué profundidad aparecen las napas?

    –Tenemos lugares donde a cuatro o cinco metros aparece el agua. Eso obliga a las constructoras a aplicar distintas estrategias de ingeniería para secar el área. Y, al mismo tiempo, hay sectores del suroeste donde el agua está a 16 metros de profundidad. Cerca del Parque Sarmiento, próximo al río, fuimos a 12 metros, tampoco apareció agua, pero alrededor del Centro Cívico, que está ahí nomás, sí apareció.

    –¿Tratándose de excavaciones, un imprevisto puede cambiar todos los costos?

    –En general, no son un problema. Un imprevisto que frene una obra es hallar una reliquia, una construcción subterránea, una gruta como las que hay en el centro de la ciudad o tener que trabajar en una zona que requiera de un antropólogo al lado de la máquina. Casi todo se incluye en el contrato. En la demolición de Feigin, por ejemplo, tuvimos que prever el manejo de techos con asbesto cemento. El cliente nos pidió trabajar con un cuidado extremo para que se las llevara Taym. Armamos pallets y los envolvimos en plástico. Pero la solución siempre está.

    –¿Se presupuesta por metro cúbico, imagino?

    –El mercado maneja un valor sobre el costo de un metro cúbico de excavación. Uno recibe un cómputo métrico y sobre eso presupuesta. El problema es cuando a uno se lo compara con ofertas que no son equivalentes en seguridad, equipamiento, legalidad, etcétera.

    –¿Cómo está el momento de la demanda? ¿Hay proyectos?

    –Enero fue un mes muy tranquilo. Pero proyectos para el año hay muchos. Si se da todo, creo que duplicaríamos la facturación.

    –¿Desde tu mostrador se ve una reactivación de la construcción?

    –Somos proveedores de varias grandes compañías como Roggio, Caputo, Riba. Todas hacen obra pública y nos han pedido cotizaciones para trabajos en distintos lugares del país. Es muy buena la proyección, aunque es una pena que el arranque se demore tanto.

    –¿Es igual tomar una obra en Córdoba que en Río Negro con el tamaño que tienen estos equipos?

    –Sí, mientras los equipos trabajen dentro de un predio, es lo mismo hacerlo acá que en cualquier otro punto del país. Es cuestión de planificar, armar grupos de trabajo y coordinar recursos. Estamos viendo un trabajo en Jujuy, por ejemplo. El recurso humano en el manejo de las máquinas es fundamental y la flexibilidad en el manejo de equipos y su utilización, también. Nos hemos puesto objetivos altos.

    –Te veo con un entusiasmo contagioso. ¿Te devoró la cabeza el negocio?

    –Con mi viejo, cuando viajamos, lo único que miramos son máquinas y obras (ríe). Voy a Brasil en auto mirando por la ruta máquinas. Viene de familia. Cuando recuerdo a mi nono en las obras me aparece el olor a combustión del camión. Está en la sangre, es una pasión. Mis hijas de siete y cinco años ven una máquina vial y te la señalan.

    –Antes de irme, ¿qué opinás del país con tu visión de empresario joven?

    –El cambio viene muy despacito y no se ve en todos los sectores. Desde lo empresarial, tengo una tasa de interés para línea productiva que es la mitad de hace dos años. Pero es un país trabado que no genera la claridad para atraer inversiones importantes. Y la gente tiene la percepción de que el dinero no alcanza. Hay muchas obras en carpeta pero seguimos esperando el “segundo semestre”.

  • VOLVER A DESTACADOS

PODRÍA INTERESARTE

  • 6 / 12 / 2018

  • Matías Lamothe, Director de CAS S.R.L

  • El Director de CAS S.R.L detalla los planes de la empresa y brinda detalles sobre los planes y proyectos a futuro de la compañía. Medio: Punto a Punto Periodista: Sol Aguirre -¿Cómo ve a su sector? -Justamente en noviembre del año 1993 mi padre fundaba CAS SRL por lo que estamos orgullosamente cumpliendo 25 años […]

  • VER MÁS
  • 29 / 11 / 2018

  • Nicolás Adamoli, socio Director de XYZ Desarrollos

  • Uno de los directores de XYZ Desarrollos detalla los planes de la empresa y brinda detalles sobre los planes y proyectos a futuro de la compañía. Nota: Punto a Punto Periodista: Sol Aguirre   -¿Cómo ve a su sector? -Innovación y transformación son dos de los pilares donde los desarrollistas debemos apoyarnos en un período […]

  • VER MÁS
  • 29 / 11 / 2018

  • Manuel Gonzalez Veglia, Director de Tectum

  • El referente del sector de la construcción analiza su visión sobre el sector y brinda detalles sobre los planes y proyectos a futuro de su empresa. Medio: Punto a Punto Periodista: Sol Aguirre   -¿Cómo ve a su sector? -En Tectum vemos que si bien como país estamos atravesando un proceso de transformación económico y […]

  • VER MÁS